22 mayo 2011

Maracaibo y su gentilicio


Sol María Yánez, periodista
Tomado de: Código Venezuela

Nunca, jamás, me sentiré ofendida cuando me digan maracucha

Siempre que viajo a Caracas a visitar a mi familia o por asuntos de trabajo, me saludan con mucha efusividad diciéndome: “¡Maracuuuuuucha, cómo estás, bienvenida a la sucursal del cielo!”.
Lo que no saben mis queridos caraqueños es que el “cielo es Maracaibo” y allí está la gran diferencia. Esto sonará petulante, pero es que los marabinos somos así, amables, estruendosos, bullangueros, exagerados, ingeniosos y para colmo de males, regionalistas hasta los tuétanos.
A los nacidos en la Ciudad del Sol Amada se les llama marabinos, maracaiberos o maracuchos, este último término fue usado por mucho tiempo en forma despectiva por su terminación – ucho – pero ha sido aceptado por la Real Academia de la Lengua Española y por supuesto, por los nacidos en la capital zuliana.
Según el Diccionario General del Zulia (Hernández y Parra, 1999) el término maracucho entró al léxico en 1912, en el Libro Raro de Gonzalo Picón Febres. Luego, en 1929, Lisandro Alvarado lo introdujo en su obra Glosas del Bajo Español en Venezuela, donde señala que la fuerza vocal de esta palabra hizo que fuese asimilada y aceptada por el pueblo maracaibero.
Por mucho tiempo se consideró, y todavía algunos piensan, que la forma correcta de llamar a los nacidos en Maracaibo es maracaibero/a o marabino/a; de estas dos palabras, la más antigua es maracaibero. Apareció a principios del siglo XIX, en la obra denominada Viaje a la Parte Oriental de Tierra Firme en la América Meridional, escrita por Francisco Depons.
Para llegar a este vocablo, simplemente se le agregó a la palabra Maracaibo la terminación –ero- denominando maracaibero al nacido en esta ciudad y así, por muchos años, reconocidos escritores la usaron en sus obras.
En cuanto a la palabra marabino/a, se puede decir que proviene de Mara, síncopa de Maracaibo, a la cual se le agregó la terminación –bino- y fue muy utilizada por escritores y poetas como Jesús Enrique Lossada, Manuel Trujillo Durán, Graciela Rincón Calcaño y otros.
Maracucho, maracaibero o marabino significan lo mismo, pero se utilizan en situaciones diferentes. El primero, maracucho, es una expresión popular que refleja la idiosincrasia de la ciudad y que honra a sus habitantes. Las otras dos, maracaibero y marabino, por ser más elegantes y respetuosas son palabras más apropiadas para plasmarlas en escritos, narraciones formales y discursos.
Ahora bien, existe la costumbre entre los venezolanos de que a todo zuliano que visite o se establezca en otras regiones del país le digan maracucho. Tengan cuidado porque muchos se pueden ofender. No es lo mismo ser de Machiques, La Villa, Cabimas, Ciudad Ojeda,que de Maracaibo. Ellos son machiqueros o machiquenses, villeros o villenses, cabimeros o cabimenses, citojenses y tienen sus propias costumbres.
Todos los nacidos en alguno de los 21 municipios del estado somos zulianos y zulianas, pero maracuchos y maracuchas sólo somos los nacidos en Maracaibo.
Soy marabina, maracaibera, maracucha porque nací aquí y nunca, jamás, me sentiré ofendida cuando me digan maracucha. Quien quiso insultar con este término, le salió el tiro por la culata, porque los nacidos en esta hermosa tierra del occidente venezolano la tomamos como propia y la hicimos parte de nuestro gentilicio, como tantas cosas que pasan “Bajo este Sol”.

1 comentario:

  1. luis ramon salazar salazarmiércoles, mayo 25, 2011 1:25:00 p. m.

    excelentemi colega y amiga sol saludos

    ResponderEliminar

Déjanos tu comentario sobre esta información.

Limitante con el papel afecta la Libertad de Expresión

Marcos Ruiz, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, ofreció una rueda de prensa en la sede del Colegio Nacional de Periodistas de Lara para hablar sobre la escasez de papel que viven los medios impresos independientes de Venezuela, en especial del caso de #ELIMPULSO, que estuvo a punto de interrumpir su circulación por falta de ese indispensable recurso. A Ruiz lo acompañó Aura Rosa Matheus, secretaria del CNP Lara. "La CIDH ha señalado que las limitaciones para adquirir papel son violaciones a la libertad de expresión e información" declaró Ruiz en la conversación con los medios de comunicación de Barquisimeto. Sobre el caso de #ELIMPULSO dijo "Exigimos que se cumpla el compromiso de despachar las 98 toneladas de papel que están en la Corporación Maneiro. Al día de hoy la estabilidad laboral está garantizada para los trabajadores del diario @elimpulsocom. No queremos volver a vivir con esta incertidumbre para cientos de trabajadores". Comentó que varios medios del país sufren la misma situación de #ELIMPULSO "Seguimos exhortando a Alejandro Fleming para que agilice la entrega de recursos para importar papel. De nuevo todo el poder del Estado se enfila en contra de los periodistas y de los medios de comunicación por informar. El Gobierno ha monopolizado la importación y distribución de papel para los periódicos. Se ha instaurado la Corporación Maneiro como la única con derecho a importar y distribuir papel". Por su parte, Matheus dijo " @elimpulsocom no es el único afectado. El Informador y el Diario de Lara también han bajado su tiraje. Tenemos apenas un respiro al saber que @elimpulsocom no va a dejar de circular el domingo, pero la angustia continúa".